top of page

Blog NEURÓFILOS

El Hombre Rebelde: Albert Camus

Actualizado: 9 ago 2021

“¿Qué es un hombre rebelde? Un hombre que dice no.” Así empieza Camus su escrito titulado “El Hombre Rebelde”, que hace unas semanas mi profesor de filosofía antigua nos recomendó a causa de la situación que ha estado viviendo el país recientemente.


Debido a las numerosas cosas que han estado ocurriendo en la calle, que han ocupado gran parte de mis pensamientos en estas últimas semanas, no he tenido mucho tiempo para leerlo completo (aún no lo he terminado), sin embargo en esos intervalos entre la indignación y los cuestionamientos sobre la legitimidad ganada o perdida de la fuerza pública y la primera línea, (o lo que podríamos denominar también como los capuchos), además de otras cosas relacionadas con el Estado, la ciudadanía, el poder, la autoridad, Thomas Hobbes y Hannah Arendt, he podido leer algunas páginas de El Hombre Rebelde.


Por lo que deseo compartirles algunos puntos que he anotado que quizás los incite a leer este escrito de Camus, pues la situación actual puede resultar impulsora para investigar un poco más en busca de la comprensión de la actualidad, y no sólo para paralizarnos ante la cantidad de vídeos, fotos, audios, que abundan en las redes sociales o en los noticieros.


Camus, al buscar la comprensión del significado de ese “No” que caracteriza al hombre rebelde, trata de traducirlo de la siguiente manera: “Las cosas han durado ya demasiado”, “Hasta ahora sí; en adelante no”, “vais demasiado lejos” y “hay un límite que no rebasaréis”. El “No” como una frontera que el poderoso no ha de cruzar; Camus habla del amo y el esclavo, donde el amo dicta y el esclavo obedece en esa relación de estatus y poder. Plantea, además, que esta frontera no se limita solamente a órdenes que son peores a las que el esclavo ya ha obedecido: “Y hasta con frecuencia había recibido sin reaccionar órdenes más indignantes que la que provoca su negativa.”


Más adelante sigue “El esclavo, en el instante en que rechaza la orden humillante de su superior, rechaza al mismo tiempo el estado de esclavo.” Seguido de lo que a mi parecer es bastante curioso, “Inclusive rebasa el límite que fijaba a su adversario, y ahora pide que se le trate como igual.”, haciendo las comparaciones es inevitable pensar en el amo como los políticos de turno que indignados se codean los unos a los otros diciéndose, con esos aires de superioridad y burla, que esos atenidos quieren ser tratados como iguales a ellos, en referencia al esclavo.


Pero hay un desequilibrio muy grande entre el amo y el esclavo, pues el amo tiene todo lo que no tiene el esclavo, mientras el esclavo sólo cuenta con su propia vida. Camus, sigue en referencia a la negativa del esclavo, “Esa parte de sí mismo que quería hacer respetar la pone entonces por encima de los demás y la proclama preferible a todo, inclusive a la vida.” “Se convierte para él en el bien supremo.” “… el esclavo se arroja de un golpe (“puesto que es así…”) al todo o nada.” Un párrafo adelante dice acerca de la decisión del esclavo “Si prefiere la probabilidad de la muerte a la negación de ese derecho que defiende es porque coloca a este último por encima de sí mismo.”


Para cerrar, les vuelvo a hacer la invitación a leer el escrito si los fragmentos les han llamado la atención. Y ya que empecé citando, voy a terminar de esa misma forma, siempre en relación con la actualidad: “La conciencia nace con la rebelión.”


23 visualizaciones

Commentaires


bottom of page