La habilidad de dormir

Por la Laura del 2021


¿A ti que te quita el sueño?

He escuchado decir que la destreza para dormir la adquirimos desde bebes, que depende de si nuestras madres nos enseñan a dormir con ruido o luz… y puede que sea cierto, no lo sé.

Lo que sé, y sé que todos sabemos, es que no hay un ser humano en este diminuto punto en el espacio que no haya tenido una mala noche.

Que no haya jugado esa interminable partida de ajedrez donde el sueño capturo todas tus fichas, y la jugada maestra del sueño es traer al tablero ese ridículo y humillante momento de hace años, y en un jaque mate, te rete a interpretar de la forma más shakespeariana ese momento -y entonces imaginar ingenuamente que logras hacer algo por el pasado-.

Que no haya sido la primera línea en esa violenta conciliación entre el sueño y nosotros.

Porque es eso, una conciliación. Un dialogo. Una súplica.

Es perdonarte por recorrer impulsivamente todo tu día, es perdonarte por trasnocharte la noche anterior, es perdonarte por no haber evitado ver ese accidente de tránsito y ese pie cercenado en la vía, es perdonarte por llegar muy cansado del trabajo y no hacer una pausa activa en el día, es perdonarte por tomar tanto café en la noche, es perdonarte por haber procrastinado todo el día e invadirte de ansiedad y preocupación porque el tiempo para entregar todos tus deberes te persigue… ¡¿por qué no me persigue el sueño también?!

3 vistas