¿Qué es la TREC?

La terapia racional emotiva conductual, cuyo acrónimo es TREC (REBT, por sus siglas en inglés Rational Emotive Behavior Therapy), es una psicoterapia creada, modificada y ampliada por el psicólogo estadounidense Albert Ellis. Se enfoca en trabajar con los problemas emocionales y conductuales de las personas mediante un modelo de intervención representado por la secuencia A-B-C, encaminado a la reestructuración cognitiva. La TREC, desde las ideas de Epícteto, se basa en que "no son las cosas que nos pasan las que nos trastornan sino lo que nos decimos acerca de ellas" (InstitutRET, 2020).

En retrospectiva, la TREC desde su método terapéutico intenta descubrir las irracionalidades de  los pensamientos y las creencias, y con ello sanar las emociones dolorosas, dramatizadas y exageradas que son consecuencia de los esquemas mentales distorsionados (C.A.T.R.E.C., 2013). Con ello, la TREC ha demostrado a lo largo de 60 años una enorme eficiencia en la solución y reestructuración de problemas emocionales y de conducta (ITREM, 2017).

Albert Ellis consideraba entonces que los problemas emocionales y conductuales podían tener su origen a partir de tres fuentes: del pensamiento, la emocional y la conductual. Además, enfatizó en cómo los pensamientos inciden en las alteraciones psicológicas.

 

Igualmente, Ellis afirmó que las personas en gran parte son responsables de sus sentimientos perturbados, que surgen de manera consciente o inconsciente. De esta manera, son las mismas personas la que tienen la posibilidad de usar todos los recursos necesarios para poder modificar sus pensamientos y traer a sus vidas estados duraderos y estables.

Albert Ellis

Albert Ellis (Pittsburgh, 27 de septiembre de 1913-Manhattan, 24 de julio de 2007) fue un psicoterapeuta cognitivo estadounidense que creó y desarrollo ampliamente la terapia racional emotiva conductual (TREC) desde 1955. Fundador y presidente emérito del Albert Ellis Institute, en Nueva York.​ Llegó a ser considerado el segundo de los psicoterapeutas más influyentes de la historia, según una encuesta distribuida en 1982 entre profesionales de la psicología de EE. UU. y Canadá.​

Ellis se percató pronto de las limitaciones que presentaba la teoría de Sigmund Freud y por los pocos resultados que obtenía, fue abandonando progresivamente la teoría psicoanalítica para comenzar a trabajar en su propia teoría (Regader, 2019). 

"Ya por el año 1953 rompe totalmente con el psicoanálisis y comienza a desarrollar un tipo de psicoterapia que llamaría Terapia Racional Emotiva, un tipo de psicoterapia de orientación cognitivo-conductual" (Regader, 2019).

Auto-aceptación
Incondicional

Entiendo que cometo errores y no soy malo por ello. No siempre seré el mejor en todo.

A partir de esta permanece en el propio individuo una actitud de respeto, o mejor dicho, aceptación incondicional hacia sí mismo, como una persona falible y que no es perfecta, independientemente de si la valoración de los aspectos que definen la conducta de tal sujeto son categorizadas como buenas o malas.

Los postulados de la TREC

La TREC ha ido evolucionando y modificándose siempre de manera significativa. Un elemento que ha tomado protagonismo dentro de la TREC es la relevancia de la adopción general de una filosofía de vida conformada por la toma de conciencia de la diferenciación entre las cogniciones irracionales y las racionales (Regader, 2019). Los tres principios centrales en que se fundamenta este tipo de filosofía de vida son:

No controlo el comportamiento de los demás. Acepto que su comportamiento no depende de mi.

Incondicional
del otro
Aceptación

No controlo la justicia. Acepto que no controlo ni depende di lo que suceda en el mundo, como la lluvia.

Incondicional
del mundo
Aceptación

No se puede controlar el pensamiento y el comportamiento de las otras personas, por tal razón, se acepta la incapacidad de cambiar e incidir en los demás, dejando de lado los juicios de valor radicales y las consecuencias emocionales negativas y perjudiciales. 

El mundo y la vida no debe nada a nadie. Muchos de los acontecimientos son producto del azar y son ajenos a la voluntad humana. Se acepta al mundo y lo que sucede en él como sucesos que no son controlables por el hombre y no depende de alguien de uno mismo.

Los "debo" y "debería"

Dentro de la TREC, según Ellis, las evaluaciones serán denominadas "creencias" y éstas serán calificadas de "irracionales" las demandantes y de "racionales" las preferenciales. Las evaluaciones demandantes (creencias irracionales) se caracterizan por su dureza e intolerancia a la frustración. Pueden estar dirigidas hacia uno mismo, hacia los otros o hacia el mundo en general. Por ejemplo: "Yo debo ser exitoso", "tú debes amarme" o "la vida debe ser fácil". Las actitudes demandantes conllevan a emociones (o conductas) disfuncionales o "auto-saboteadoras".

Es así como resulta importante señalar que denominar de racional o irracional se enfoca en las consecuencias, acordes o contrarias a los objetivos de las personas, excluyéndolo de la calificación de "racionalista" que algunos erróneamente le han querido atribuir. Tal y como se explica en la página web de CATREC (2013):

 

"Confirmando lo antedicho, leemos: "Aceptando que las personas tienden a dirigirse hacia sus metas, lo racional en la teoría de la RET es "lo que ayuda a la gente a alcanzar sus metas y propósitos básicos, en tanto que "irracional" es lo que se los impide."(Dryden 1984). Por lo tanto, la "racionalidad" no puede definirse en forma absoluta, sino que es relativa por naturaleza." (Ellis y Dryden, 1987, p.4)" 

De esta manera, las demandas absolutistas pueden agruparse en tres clases:

  • Demandas sobre uno mismo ("yo debo..." o "yo necesito...").

  • Demandas sobre los otros ("él debe..." o "tú debes...").

  • Demandas sobre el mundo ("el mundo debe..." o "la vida debe...").

La alternativa consiste entonces en declinar la "filosofía demandante" y reemplazarla por una "filosofía preferencial" de metas y deseos motivadores (CATREC, 2013).

Referencias: